Malasaña 32 (El Diablo detrás de la Puerta, 2020) – Crítica

Hola hola!

Abrimos nuevo post con una producción reciente de carácter Español; vamos a situarnos por un momento en la transición Española para conocer a una familia que se muda a una nueva vivienda en la ciudad con el fin de dejar atrás el campo. Hoy hablamos sobre: Malasaña 32.

Argumento:
Una nueva familia llega al barrio madrileño de Malasaña. Dejan atrás su vida en el pueblo en busca de la prosperidad pero no saben que en el nuevo piso que han comprado no están solos…

Crítica:
La película nos sitúa en unos supuestos acontecimientos ocurridos en la calle Malasaña y nos recuerda al Expediente Vallecas (Verónica, de Paco Plaza, 2017). En realidad el número 32 de la calle no existe pero suponemos puede aludir al caso Antonio Grilo en pleno barrio de Malasaña… al final, la producción pretende reflejar esas historias populares del Madrid de los 70…
Con un aire inspirado en granes filmes como Expediente Warren o Insidious nos encontramos delante de unos tópicos ya conocidos dentro del género y de esa peculiaridad de las películas de terror también de los 70-80 que nos describen ambientes tenebrosos dentro de espacios concretos, en particular casas y que nos descubren extraños acontecimientos en ellas.
La película entra dentro de un gran catálogo que en parte poco nos puede sorprender pero podemos destacar varios aspectos muy relevantes que quizá la hacen algo diferente a lo que ya habíamos visto pues muchos críticos la dejan muy por debajo de Vernónica halagando esta última por exceso en mi opinión y restándole importancia a este nuevo tranbajo muy bien llevado a cabo según mis criterios…

Debemos destacar que, durante todo el largometraje, nos mantendremos pegados a la pantalla, no pasan 10 minutos sin que suceda algo que nos mantenga atentos y esto es un punto que no en todas las películas del género encontramos. En muchas ocasiones no ocurre nada hasta el segundo giro argumental (el que nos introduce ya en el desenlace) y, al contrario de otros filmes que pecan de ir rápido y dejar de lado la introducción de los personajes, en este caso, podemos ir conociendo todos los miembros de la familia con pequeños detalles que a la vez nos relacionan con los acontecimientos fantasmagóricos que van sucediendo sin la necesidad de recurrir a subtramas amorosos o similares que ya abundan en exceso en el género pues en realidad es lo más sencillo.
En este caso veremos cómo bajo la trama principal se ensalzan subtramas que van más allá con las relaciones familiares; los problemas de una familia tradicional de la época, el papel de la mujer, la visibilidad y concepción en la época sobre la sexualidad; las relaciones interpersonales de los 70, la concepción del campo-ciudad…

En relación a lo técnico cumple con los requisitos, a mi gusto un poco floja en el sonido en el momento de sobresaltos, se queda falta de un punto más intenso que nos ayude a vernos más tensos y eso hace que en determinados momentos algo que visualmente cumple y es inquitante no acabe de convencernos auditivamente (aquí haré referencia al momento final, por ejemplo, cuando el espíritu fantasmagórico hace de las suyas abriendo ventanas, tirando al aire los personajes…) falta un toque más severo e inciso en los efectos sonoros para terminar de darle el punto terrorífico pero lo cierto es que, como decía, cumple su objetivo.

Por otro lado, Javier Botet, muy utilizado en el cine español por su fisionomía (REC, Mamá…) cumple de nuevo en su presentación como personaje anciano de uñas largas que inquieta, sin duda, y que acierta en varios momentos puntuales con su aparición dejándonos sorprendidos y aterrados con su presencia; el juego de éste con elementos de los niños (canicas, peonzas, pizarras, muñecos/títeres…) está muy bien ligado con la historia final que descubrimos sobre el fantasma que está atemorizando la nueva familia recién llegada del campo. Así, merece una muy buena valoración a mi parecer en este sentido: darle un toque lógico y además con un nuevo enfoque en el trasfondo, que yo hasta ahora no había visto, que acaba de darle un cierre digno y muy bien trabajado a la historia.

En general, una obra que te atrapa desde la primera escena y que juega con esos elementos que a todos nos inquietan; desde un personaje fantasmagórico espeluznante hasta situaciones habituales de la época en las que todos nos podemos sentir identificados en algún punto.

Para finalizar, comparto en este post la video-crítica de nuestros compañeros del canal de Youtube Comentaciones y Tú para añadir una segunda opinión sobre este film:

¡Muchas gracias por tu visita! Recuerda que puedes apirtar tu punto de vista mediante los comentarios, más abajo. ¡No necesitas registrarte para ello! ¿Te animas a compartir tu opinión?

Rubén Lara
Sígueme
¿Te ha gustado?

Deja tu comentario

3 thoughts on “Malasaña 32 (El Diablo detrás de la Puerta, 2020) – Crítica”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Eres humano? * Límite de tiempo agotado. Carga un nuevo CAPTCHA.

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continúas navegando das el consentimiento para la aceptación de las cookies y de nuestra política de cookies, pincha para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies